La alimentación del recién nacido

La alimentación del recién nacido es uno de los aspectos más importantes, porque dicha alimentación es la que ayuda al bebe a desarrollarse y crecer fuerte y sano, por lo que a medida que va creciendo habrá que adaptar la alimentación del recién nacido a sus necesidades.

alimentación del recién nacido

Etapas de la alimentación infantil

Bebes de 0 a 6 meses: En esta etapa el bebe únicamente injerirá leche, pues no está preparado para consumir otros alimentos.

Bebes de 6 a 12 meses: A esta edad la leche ya no es suficiente, por lo que hay que empezar la alimentación complementaria, que se trata de la introducción de sólidos, como pueden ser purés, papillas, o comida más solida en trozos muy pequeños.

Bebes de 13 a 24 meses: A partir del primer año el niño ya tiene sus propios gustos, por lo que es durante los meses anteriores cuando hay que acostumbrarle a que coma de todo. En esta etapa ya empiezan a aprender a usar los cubiertos, y su alimentación es prácticamente como la de un adulto.

La lactancia materna del recién nacido

La importancia de la lactancia materna durante los primeros meses de vida es fundamental, ya que se trata de la única alimentación del recién nacido,  pues gracias a la  lactancia materna el bebe adquiere los aportes nutricionales e inmunológicos necesarios.

También tienes que tener claro que el mito de la calidad de la leche materna  es totalmente falso, porque la leche de cada madre está exclusivamente adaptada a cada bebe, por lo que esa leche materna es la de mejor calidad que podrás encontrar, porque ninguna leche materna es de mala calidad.

alimentación del recién nacido

La lactancia mixta

Para empezar, la lactancia mixta se trata de la alimentación del recién nacido basada tanto en la lactancia materna como en la complementaria, es decir añadir tomas con biberones.

Este tipo de lactancia se da sobre todo en los casos en los que la leche materna no sea suficiente para dejar saciado al bebe, o cuando la madre tiene que separarse de su hijo durante un periodo de tiempo breve pero que afecta a sus tomas.

La mejor forma de administrarlo es dar primero el pecho y a continuación complementar con el biberón, o también alterna una toma de pecho con otra de biberón. Las cantidades en la lactancia mixta dependerán del caso concreto.

Déjanos tu Opición

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *