Consejos para cuidar animales recién nacidos

A todos nos gusta tener nuestro animal favorito desde pequeño, pero cuidar animales recién nacidos tiene más complicaciones que cuando son adultos: son más activos, necesitan una alimentación y unos cuidados específicos… Esto se puede complicar cuando hablamos de algunos tipos de animales en específico.

Consejos para cuidar animales recién nacidos

Animales recién nacidos, el cuidado de la madre

Lo mejor es que en los casos en los que sea posible siempre es recomendable que los primeros días de los animales recién nacidos los pasen con su madre. La naturaleza es sabia, y el instinto hace que su madre sepa cómo debe cuidar a sus cachorros: alimentarlos, lavarlos…salvo en contadas excepciones, teniendo su presencia cerca, no será necesario ninguna ayuda más.

Después de pasar unos días, tan solo tienes que ver imágenes animales recién nacidos para darte cuenta de su evolución. En este momento es preciso llevarlos a un veterinario. En el caso de que hablemos de un animal de compañía común, podrás visitar el que mejor recomendaciones tenga, pero si estás hablando de un animal más extraño, tendrás que buscar un veterinario experto en el cuidado de dichos animales.

Consejos para cuidar animales recién nacidos

Los casos más comunes: perritos y gatitos recién nacidos

Cuando tienes perritos o gatitos recién nacidos debes controlar su alimentación y sus vacunas para que no haya problemas al ser animales domésticos. Será el veterinario quien te explique cómo llevarlo a cabo pero se puede resumir en:

  • A los animales recién nacidos solo se les puede dar comida para cachorros.
  • En el caso de que la comida sea piensa o similar, debemos calentarla con un poco de agua para que esté más blanda.
  • Generalmente las vacunas son semanales, pero depende de los casos.

Tener buenos hábitos, imprescindible para la adaptación

Cuando tenemos a un nuevo miembro en la familia tendemos a consentirle todo. Y es que es difícil de hacerlo, pero a los animales recién nacidos debemos ponerles unas normas desde el principio (que posiblemente no cumplirán). Por tanto:

  • Si el veterinario te avisa de que no puedes sacar al animal a la calle lo mejor es que tenga un espacio donde pueda hacer sus necesidades.
  • Debe tener un espacio donde dormir, en caso contrario es muy probable que se acabe subiendo a tu cama o a otro lugar prohibido.
  • Establece unos horarios de comidas, y no dejes que pida mientras los demás comen en la mesa.

No Responses

Déjanos tu Opición

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *