Cómo debe dormir un recién nacido

Una de las cosas que más preocupa a las madres primerizas cuando se quedan solas con sus bebés es no ser capaces de encargarse de sus cuidados, pues cuando reciben toda la información de cómo deben hacer frente a cada situación todavía no están centradas del todo y pueden no retener todos los datos.

Pero no te preocupes, porque aquí te damos todo lo que necesitas saber sobre cómo debe dormir un recién nacido.

Como debe dormir un recién nacido

En qué posición debe dormir un recién nacido

Lo principal, y lo que más problemas puede conllevar, es conocer la posición para dormir del recién nacido,  ya que si no le colocas en dicha posición la posibilidad de asfixia es muy alta.

Por lo tanto, el bebé debe dormir boca arriba siempre, salvo la  excepción de que el recién nacido tenga una afección médica, que es cuando pueden dormir los bebés boca abajo, siguiendo las indicaciones del médico.

Además también se aconseja que la cuna del recién nacido esté en la misma habitación de los padres, así estarán más cerca en caso de que el bebé necesite cualquier cosa. Y otro dato a tener en cuenta es que el recién nacido nunca puede dormir con los padres en su cama, porque existe un gran riesgo de asfixia o estrangulamiento.

Y por último, asegúrese que tanto en la cuna como cerca de ella no haya objetos que puedan ser peligrosos para el bebé, principalmente que no interfieran en la correcta respiración del recién nacido.

Cuánto duermen los bebés recién nacidos

Una vez que conocemos los principales aspectos de cómo debe dormir un recién nacido, la pregunta que nos asalta es, ¿los recién nacidos duermen toda la noche? ¿Cómo debe dormir un recién nacido? Y la respuesta es muy sencilla, no.

Cómo debe dormir un recien nacido

La razón por la que los recién nacidos no duermen del tirón, y nos preguntamos muchas veces cómo debe dormir un recién nacido, es porque su estomago todavía es muy pequeño como para aguantar muchas horas sin alimentarse, por ello cada 3 o 4 horas se despierta para comer, y a continuación se vuelve a dormir. Para que te hagas una idea, durante las primeras semanas de vida los recién nacidos duermen unas 16 horas, y ya a medida que van creciendo van consiguiendo dormir toda la noche sin despertarse.

Déjanos tu Opición

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *